La Música...

UN BELLO CAMINO

Cuando un niño inicia cualquier disciplina de las artes, alrededor de ese ser maravilloso crecen y se tejen historias, un niño o joven que toca un instrumento se va convirtiendo en el centro de atracción de su núcleo familiar, alrededor de su comunidad otros niños jóvenes también se van convirtiendo en multiplicadores de experiencias positivas, la música llego para quedarse, para transformar vidas y comunidades enteras.